jueves, 26 de enero de 2012

TERCER DIA: en ruta hacia Middle Wales


Por fín, una noche más calmada: sin contratiempos meteorológicos ni físicos. Amanece en Conwy mucho más lluvioso que los dias anteriores, pero recompensa destapar las cortinas para descubrir las impresionantes vistas sobre la bahía.
Hoy es día de traslado, nos espera un largo viaje de cuatro horas hasta Aberaeron, en Middle Wales. Tras un copioso desayuno en 'The Quay', en el que no faltan los exquisitos quesos de Snowdonia, emprendemos rumbo hacia el sur. Realizamos una breve visita a la cercana villa de LLandudno, con un paseo marítimo estilo victoriano. Aunque esperabamos encontrar una localidad con bastante atractivo, nos decepciona un poco, aunque el tiempo lluvioso no ayuda mucho. Pero me sorprende una curiosa estatua emplazada en una especie de jaula esferica junto al paseo: se trata del famoso conejillo de 'Alice in Wonderland', de Lewis Carroll. Según cuentan, esta localidad es el lugar donde el autor encontró la inspiración para escribir su fantástico cuento.



Homenaje a 'Alice in Wonderland', de Lewis Carroll

Emprendemos rumbo hacia el sur por la A470 y nos sumergimos en pleno Parque de Snowdonia. Realizamos nuestra primera parada en la turística localidad de montaña de Betws y Coed. Esta pequeña villa es muy popular en la región, ya que se encuentra en el mismísimo corazón del Parque. Aunque está repleta de turistas, os recomiendo una visita a la zona. El pueblo tiene una característica iglesia, St. Mary's Chuch, que bien merece una instantánea, así como una antigua estacion de ferrocarril del s. XIX, que cobija un restaurante dentro de un tren que data de la misma época. El entorno bucólico que flanquea la villa es excepcional: valles, rios, montañas, cascadas.... a tan solo cinco minutos del pueblo, esperan las 'Swallow Falls', unas cascadas que rugen con fuerza entre montañas de gran belleza. Nos quedamos bastante perplejos al comprobar que es necesario abonar un 'pound' para poder activar la puerta giratoria que da acceso al camino que nos conduce a la cascada.



'St. Mary's Church', Betws y Coed'

'Swallow Falls', Betws y Coed

Son las 13h. y tan solo quedan cuatro horas para que anochezca. Debemos ponernos de nuevo en camino. Tras conducir durante una hora por carreteras secundarias llegamos a Harlech, donde descubriremos otro de los eternos castillos de Edward I, construido entre 1283 y 1290. En esta ocasión, tengo ante mi una fortaleza concéntrica estrategicamente ubicada sobre un promontorio que desafia al salvaje mar de Irlanda.... La subida a una de sus elevadas torres nos recompensa con una panorámica inolvidable... si el día esta claro, se puede observar la península de Llyn.



Castillo de Harlech, s.XIII

Bordeando la línea de la costa, seguimos en ruta por carreteras que dibujan caprichosos bucles sobre acantilados de vértigo. Lo mejor del recorrido son sin duda las vistas y los frondosos valles que acuden a nuestro encuentro.
La última media hora de luz solar nos permite descubrir la localidad costera de Barmouth: una sorpresa en el camino. Una villa turística que en verano debe ser algo similar a nuestra 'Tarifa'. Asi lo atestiguan la infinidad de barcas que descansan en la arena, su extensa playa o los bares y restaurantes cerrados que esperan la llegada del buen tiempo. Lo mejor: su larguísimo puente de hierro forjado construido para el paso del ferrocarril que recuerda al puente de  de Santa  Fe de Mondujar, Almeria, de Eiffel.
Son las 19h. y tras cinco horas de viaje, llegamos a nuestro destino final: Aberaeron. Estamos bastante cansados.... el día ha sido muy largo. Mañana descubriremos esta hermosa villa pesquera con sus casitas de colores de estilo georgiano enfiladas sobre el puerto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario