lunes, 12 de diciembre de 2011

THE WEINMEISTER BERLÍN: un seductor hotel de diseño en el 'fashion district'de Berlín


'Love or Leave it'...   así reza el eslogan que reina en todos los hoteles diseñados y dirigidos respectivamente por Thomas Tänzer's, Elmo Hagendorf's y Dirk Deyer's. Inaugurado en julio de 2010 en el corazón del barrio más urbanita de Berlín y en el que fuera antiguamente una fábrica de cerveza, 'The Weinmeister' constituye un nuevo concepto de hotel al estilo de su hermano mayor, 'Lux 11', también en el barrio de Mitte. Sus creadores han querido reflejar en él el espíritu de Berlín capturando la esencia del "modern cool": desde los clubs veinticuatro horas hasta los grandes espacios de las galerías de arte...


Entrada de 'The Weinmeister Berlín"


La originalidad de su fachada es tal que cuando el taxi que me trasladó desde el aeropuerto al barrio de Mitte me depositó en la mismísima calle Weinmeister, pasé varias veces por delante de la entrada del hotel sin ni siquiera recalar en ella, incapaz de encontrarlo debido a su divertido y excéntrico camuflaje. Diseñada por un artista de grafitties underground, se trata de una de las fachadas más fotografiadas de la capital alemana y el edificio es llamado cariñosamente 'la jaula de oro', debido a los materiales metalizados que lo visten.


En el 'Schwarz Bar' se sirve comida las veinticuatro horas del día"

Mi expresión de asombro se mantuvo intacta al descubrir el interior de este hotel de diseño. Traspasar su atípico lobby es adentrarse en un universo de estilo minimal no apto para mentes clásicas y tradicionales. Unos sillones tamaños XXL dignos del mismísimo 'Gulliver', una estética desenfadada y moderna y un sinfín de detalles chic esperan al viajero que opte por alojarse en esta zona de la ciudad, meca del arte urbano de Berlín.



Sus 84 habitaciones esconden un universo de sensaciones. Decoradas con un estilo casual, muchas de ellas son temáticas y están inspiradas y dedicadas al mundo de la música. Sobre todo, la'música club', tan de moda en la ciudad del Spree. No en vano, Dirk Deyer, general manager del hotel, es un popular dj y empresario musical. Además de la bañera XXL emplazada en medio de la estancia y la cama 'oversized' al más puro estilo 'cocoon', lo que cautivó poderosamente mi atención al sumergirme en esa fascinante alcoba fue un tocadiscos con sus respectivos álbumes de musica 'tecno y club'. Un auténtico guiño a la actual invasión tecnológica: tuve que aprender a poner un disco, ya que nací en la era del radio cassette y en mi infancia apenas me codeé con un par de tocadiscos. No obstante, la tecnología punta constituye otro de los puntos fuertes del 'Weinmeister': todas las habitaciones cuentan con un Apple iMac en lugar de televisión, wifi gratuito, un puerto para iphone... un auténtico lujo para adictos al mundo 2.0.




Otro de los aspectos más relevantes es la amplitud y luminosidad de las habitaciones y el hecho de que dispongan de bañera y ducha en estancias separadas, dejando la elección a gusto del consumidor.
Desde su reciente inauguración, por el hotel han pasado infinidad de actores, músicos, artistas, creativos... así como viajeros interesados en conocer la faceta más cool y vibrante de la ciudad.


Todas las paredes del hotel lucen graffitties de artistas locales

En la planta baja, junto a la recepción, el 'Schwarz Bar' sirve modernas interpretaciones de recetas germánicas tradicionales las veinticuatro horas del día. Bautizado con el nombre de una conocida actriz alemana que suele alojarse en el hotel, Jessica Schwarz, es un espacio ideal para relajarse y dejarse engullir por sus mullidos y enormas sofás. A cualquier hora del día y de la noche, suenan melodías de música club que nos recuerdan que nos encontramos en la meca de la cultura underground. Muestra de ello es también que todas las paredes del edificio lucen grafitties realizados por artistas locales. Tal es la singularidad del 'Weinmeister' que durante la semana de la música de Berlín en el año 2010, se organizó una fiesta en el hotel en el transcurso de la cual ocho artistas locales (www.paint-club.com) plasmaron sus obras de arte en las seis plantas del edificio, confiriéndole así una energía urbana.

Desde la azotea del hotel se vislumbra una espectacular panorámica de Berlín

Un spa con vistas panorámicas de Berlín y una terraza chill out en la azotea, desde donde se vislumbran los distritos de Mitte y Prenzlauer Berg, y en la cual es posible disfrutar de un exquisito cóctel en las noches de verano, completan las prestaciones de este hotel de diseño.
Boutiques exclusivas, cines, restaurantes donde se sirve cocina creativa, galerías de arte..... dibujan el perfil del que fuera el casco antiguo del Berlín perteneciente a la RDA. Un barrio que desde la caída del muro no ha parado de reinventarse hasta convertirse en epicentro de las propuestas artísticas y culturales más trendys de Europa. 

Cómo llegar: metro Weinmeisterstr. línea U8. Muy cerca se encuentran también las estaciones de Hackescher Markt, que enlaza con varias líneas de metro y trenes, y Alexanderplatz. 
The Weinmeister Berlín
10178 Berlín 


Fotografía: Jonathan Alonso