jueves, 26 de enero de 2012

CUARTO DIA: ABERAERON

La luz del sol traspasa los enormes ventanales de mi suite en el exquisito y cool 'HarbourMaster'. Sin duda, uno de los hoteles con más encanto en los que me he alojado jamás. Frente al puerto de la localidad pesquera de Aberaeron, en Middle Wales, descansa este edificio de 1811 que antiguamente fue la casa del 'Harbourmaster', el guardián de la Bahía de Cardigan. Desde 2002, es un confortable hotel de trece habitaciones decorado con extremo gusto. En su popular y reputado restaurante, se saborea una cocina delicada, a base de productos regionales y con un claro predominio de los pescados y mariscos. Su carta de vinos es tan extensa que es fácil perderse entre sus páginas.

Vistas desde la suite de 'HarbourMaster'
Las habitaciones son tan acogederas que te da la sensación de estar en tu propia casa
El tiempo apremia y debemos emprender rumbo hacia Cardiff. Pero no podemos abandonar el pueblo sin perdernos por sus calles, su puerto, sus playas.... tengo que decir que en este viaje repleto de paisajes de ensueño y castillos de leyenda....yo he experimentado mi mayor flechazo en Aberaeron. Sus casitas de colores de estilo georgiano, sus gentes exagerademente simpáticas, su apacible paisaje, su gastronomía deliciosa.... un remanso de paz que me ha robado el corazón.

Aberaeron es un pueblo pesquero con casas de colores estilo georgiano
Es mediodía y nos dirigimos hacia Cardiff. Dos horas y media de ruta son suficientes para llegar a nuestro destino final: una ciudad de la que poco se sabe pero que esconde tantos secretos que nos va a ser difícil descubrirlos en tan solo un día y medio....  

No hay comentarios:

Publicar un comentario